Mostrando entradas con la etiqueta love. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta love. Mostrar todas las entradas

6/6/16

Understanding love - part 4


Cuando llegas a una cierta edad es inevitable haber pasado por varias relaciones y/o muchísimas experiencias. Seguramente muchas de estas experiencias no llegaron a ser amor, esquivaron sentimientos, pero te avivaron como persona. 

Yo soy más de la segunda opción, soy de muchas experiencias. Los que me conozcan sabrán que no soy una chica que necesite estar en una relación para ser feliz. Creo que el amor es maravilloso, pero sólo si es real. Rechazo las relaciones por conveniencia y creo que primero debemos saber querernos nosotros mismos para luego dejarnos querer por otra persona. Soy la mayor defensora de vivir cosas antes de atarse, porque para todo eso siempre habrá tiempo. 

Mi corazón, no obstante, no ha evitado ser en ocasiones una montaña rusa, viviendo todo tipo de sensaciones, esas que te hacen estar vivo y sentirte deseado y valorado por alguien que te atrae. Por así decirlo, yo sé más de amores que no llegan a ser amor, pero sé muchas cosas, de eso estoy segura y el conocimiento siempre te enriquece como persona y te prepara  para el futuro. 

Y de pronto me he parado a pensar en las veces que he quedado con chicos que no me hablaban de futuro, sino que me hablaban de pasado. Nosotros somos lo que hemos vivido, pero en nuestras manos está pasar página y hacer que ese pasado nos lleve a pensar en futuros mejores. 

Es muy poco atractivo tener una cita y que el chico te hable de su ex y de lo mal que se portó con él. Y casualmente, ellas siempre han sido malas, malísimas y tienes que escuchar tú, atentamente, esa horrible experiencia que sufrieron. Entonces es cuando pienso, "pobrecitos, no están hechos para sufrir...".

Ahora me toca a mi deciros que vuestras exs me importaban más bien poco, pero tuve que escuchar vuestras batallitas porque decidisteis enriquecer la cita hablando de pasado en vez de hablar de futuro. 
Seguramente nunca fueron conscientes, pero agradecieron que en esa cita yo no les hablara de hombres que me hicieron sufrir ni de corazones rotos. Seguramente opté por hablar de sueños, de intereses o futuros proyectos, en definitiva, de tener ilusiones y esperanza. 
También es muy posible que tampoco fueran conscientes de que aún no habían superado esas relaciones y de que hablar de ellas era expresar ese dolor que aún sentían dentro. 

Cuando llegas a una cierta edad es inevitable encontrarte con chicos que llevan algunas relaciones rotas a cuestas y en consecuencia, de alguna manera estarás a la cola de ellas. 
Pero dejarme que llegue a una conclusión, aquel chico que apueste rotundamente por vosotras no os hablará de exs ni de pasados porque sólo tendrá en mente un futuro, un futuro precioso con vosotras. 

Yo sólo quiero a esos chicos "de futuro", los otros ya fueron demasiados ;)


14/2/16

Lo que nunca dije, te lo escribo




Esos sentimientos de los que nunca hablo, de los que nadie habla, pero están, y están ahí... muy dentro.

Esas cosas que pensamos y no expresamos porque debemos ser correctos, olvidando que la sinceridad no es más que una forma de decir lo nuestro en esta vida.

Hay tantas cosas que nunca te dije... y justo ahora he decidido escribirlas. ¿Qué te parece practicar la sinceridad con palabras escritas?

He decidido que te voy a hablar de hipocresía, de miedo, de amor, de valentía...
He decidido que te hablaré de sentir, de lo bueno y de lo malo; de caer, de levantarse y de ser pequeño para volverse grande.

Yo a veces soy pequeña y cuando la situación lo requiere me hago grande, y muchas otras soy la niña que fui y juego a vivir sola, ensayando recetas de cocina y haciendo bricolaje. Entre juego y juego te confesaré que mi lado egoísta está aquí, en este piso que cambió mi destino, un poco lejos de todo, un poco lejos de su enfermedad. Y así, en la distancia y ajena a los problemas, cambié el rumbo de mi vida.
Me planteé si ser feliz o infeliz... pensé si arriesgar o estancarse. Decidí apostar primero por las victorias porque las derrotas ya vendrían. Pensé en hacer un largo viaje a lo desconocido, sin volar, sin kilómetros de carretera, pero con mucho recorrido incierto. Siempre fui un poco aventurera, así que como imaginarás ahora me siento mucho más viva.

Sueño despierta, mi padre lo sabe bien, y así me dedicó una antigua tarjeta de cumpleaños, "tú en tu mundo y en tus sueños...". Bien, pues cuando en alguna ocasión dejé de soñar, era porque algo no iba como debería.
Cuando tu trabajo no te deje soñar con futuras expectativas, intenta cambiarlo.
Cuando no sueñes bonitos planes con la persona que está a tu lado, déjala. 
Y cuando tu estado de ánimo tampoco te permita soñar, párate un momento a pensar, algo está pasando.

Yo continuamente sueño, mientras camino, en el metro, cuando bailo. Sueño que algún día bailaré danza del vientre casi como una perfecta bailarina. De momento estoy inventándome una coreografía, ¿qué te parece?
Cuando leo novelas, también sueño. Sueño con vivir historias similares, sueño con escribir algún día alguna de esas historias, sueño con mejorar lo que escribo en este blog. 

Cada uno sueña a su manera, y por eso cada uno sueña de diferentes formas al amor. Sí, me faltaba nombrar este tema. Escribí tres posts sobre entender al amor y entre tanta reflexión sigo sin entender nada.
No sé nada de chicos, no sé qué quieren ni qué esperan de nosotras.
No entiendo de citas románticas ni de pasear cogida de la mano de alguien. 
No sé de planes para dos porque todos mis proyectos siempre fueron míos. 
Así que tengo miedo de no llegar a amar nunca, de sentirme vacía.
Hay gente que vive entregando su corazón a alguien, sé que ahora yo vivo para entregar mi corazón a todo lo que hago. 

Sabes que soy una persona que se implica y no me gusta la palabra "a medias", sin embargo dejé en el camino algunas cosas, simplemente porque di prioridad a otras. 
Profesionalmente, pienso constantemente que debo reinventarme y que acomodarse es la peor de las metas, pero son tiempos difíciles y me encuentro en un mar con demasiados peces. 
Hace meses me di cuenta de que no todo tiene solución, pero sin embargo lo que siempre hay son alternativas. Yo he ido tomando esas alternativas, sin saberlo, durante años. Sé que habrán muchas más y ahora estoy más preparada para las que vengan. 

Estoy segura de que crees conocer cada una de mis dos caras, soy géminis, tenemos un lado bueno y otro no tanto. Tímidos e impetuosos a la vez, creativos y sociables. Además, yo tengo realmente esa otra parte que me complementa, mi hermana gemela. 
Durante años odié que dejáramos de ser dos para ser solo una de cara al mundo, de cara a todos los que no sabían diferenciarnos. A día de hoy todo eso me da igual y sé que no puede haber mejor amiga que una hermana. Ella sabe tanto de mi que me sería imposible imaginar este mundo sin alguien que me conozca tanto. De hecho, nunca habrá nadie que pueda competir con nuestro particular amor, con nuestra especial relación.

He visto la hipocresía muy de cerca y también muchos tipos de amistades. Hay gente que te aprecia más y gente a quien le importas menos. Por nuestra vida pasarán muchas personas y cada una de ellas tendrá cierta misión, algunas se quedarán para siempre, otras estarán durante un tiempo y muchas otras se irán inevitablemente.
Empiezo a conocer quien me quiere bien y no seré tan necia de esperar demasiado. Créeme si te digo que a veces se espera tanto...

Sé que tú también esperas mucho de mi. Espero poder hacerte saber siempre que puedes contar con mi ayuda. Si no es así, perdóname. 
Sabes que siempre intento ser lo mejor de mi y que mi mayor lastre es quererlo ser siempre. 
Soy mujer y soy esclava de mi físico, de mi belleza. No sé salir de casa sin arreglar mi pelo, sin marcar mis ojos y sin vestir adecuada. Hace tiempo que acepté mi rol. Todos tenemos el nuestro.


Y ahora espero que me digas si merece la pena decir nuestra verdad, ser sinceros por un momento.
Habrá muchísimas cosas que nunca te diré, pero ahora sé que podré escribirlas. Escribir también es parte del rol que decidí ser. 


Con amor, 
Lara



5/6/15

Understanding love - part 3


Últimamente me pregunto, qué pasa si el chico que te gusta y con el que quedaste un par de veces, parece no priorizar algo de tiempo para una más?
Y qué ocurre con aquel otro chico tan mono que conociste una noche, con el que hablaste y congeniaste, pero que días más tarde se sincera diciéndote que tiene novia?

Perdí algo de tiempo en analizar por qué a veces las relaciones resultan tan complicadas, en por qué siempre me encuentro con algún motivo que las haga imperfectas, que no me hagan confiar y nunca lleguen a más...

Obviamente, en tan incipientes relaciones, no puedo tener conciencia exacta de los pensamientos de ellos, ni de sus inquietudes emocionales, y por consecuencia, ellos tampoco de las mías. No obstante, lo que sí debo hacerles saber es que están ante una chica que se respeta, que se valora y que aprecia por encima de todo la vida que lleva. 

Porque si algo he aprendido, a lo largo de varios años de ir de aquí para allá, es que el respeto que recibes de los demás, y especialmente de los hombres, está directamente relacionado con el respeto que tengas de ti misma. Si te respetas y te mantienes firme en aquello en lo que crees y ves ético y moral, será mucho más fácil mantener relaciones más justas y sanas. 

Hoy en día todo está permitido, la libertad nos ha hecho conocer sin pretensiones, pero también ha hecho que se pierdan valores como el compromiso... y es bastante normal que te cancelen una cita sin avisar con antelación. Parece no importar que emplees tu valioso tiempo en quedar con esa persona. 

Por esta razón debemos plantarnos y decir que nosotras nos merecemos mucho, que nos merecemos lo mejor. Ellos deben saber que no son únicos y que sí son reemplazables. Que si ellos no están habrá algún otro que sí lo esté. Y sobre todo, que el éxito reside y siempre residirá en nosotras mismas porque tenemos el poder de decidir. Que no importa no saber lo qué queremos porque lo que realmente importa es saber lo que no queremos y lo que no estamos dispuestas a recibir. 







2/3/15

Understanding love - part 2


Sigo intentando entender al amor, aún no lo conseguí del todo... 
Creo que entre él y yo hay un pulso constante y todavía no es momento de ganarlo.

Asi que asi estoy yo, desconfiada y esperanzada... y asi vivo, independiente, un poco escurridiza,
aunque de corazoncito romántico, esperando que algún día unas bonitas flores caigan a los pies de mi cama.

Últimamente pienso en la facilidad con la que puedo abrir mi espacio, 
de la misma manera que puedo cerrarlo y decir adiós.
Me refiero a eso que empieza pero acaba, una historia que se inicia sin promesas, ni compromisos, 
porque para estos casos no se necesita librar grandes batallas, constan tan solo de algunas noches, 
de algunos momentos.
Es entonces cuando me doy cuenta de que estoy otra vez en el punto de partida, 
otra vez vuelta a empezar.
Esto que no puedo controlar, simplemente porque se trata de dos,  
de lo que ellos sientan, de lo que te hagan sentir, 
de lo que des, de lo que recibas,
de lo que regales sin complejos y te sientas inmensamente feliz por hacerlo.

Y justo ahora, me voy a desnudar admitiendo que soy exigente, que no me conformo con poco.
Que no creo en las relaciones que sólo tratan de ocupar un vacío.
Y por lo tanto, no creo que por el simple hecho que alguien te guste ya sea suficiente 
motivo para empezar una relación.
En esto no vale conformarse con poco, nuestro corazón se merece cosas extraordinarias. 
No lo confundas, no lo agotes si no merece la pena.

Lo fácil acaba por cansarnos y deja de ser atractivo.
Luchar por lo difícil me parece mucho más heroico, mucho más excitante.
Confieso que no tengo miedo a esperar, a esperar por lo difícil. 







20/5/14

Understanding love - part 1


Hace tiempo que trato de entender al amor y no consigo lograrlo. Hace tiempo que no dejo de pensar por qué algunos tienen ese amor en su vida y yo aún no. Todavía no he encontrado respuesta, simplemente no la haya.

He entendido, al menos, que es mejor no esperar nada, pero sí esperarlo todo. Me refiero a no tener grandes expectativas, pero sí a albergar pequeñas esperanzas. 

También conseguí entender que tener un buen físico no significa triunfar o que te valoren más, porque en muchos casos tan sólo significa que te respeten menos. 

Y que la mala suerte no existe cuando se trata de dos. Más bien parecen ser buenas o malas experiencias, a veces mal gestionadas, a veces basadas en ilusiones y en muchos casos en sentimientos engañosos. 

Y luego pienso en ellos, ellos que me generan más y más dudas con cada experiencia que vivo.

Ellos, los que ya no regalan flores porque creen que una palabra bonita es suficiente.
Ellos, los que ya no saben ganarse a una chica porque tienen demasiado amor para muchas. 
Ellos, los que ya no saben ser románticos con nadie porque les parece demasiado absurdo hacer feliz a alguien. 
Ellos, los que ya no hacen grandes cosas por amor porque se olvidaron su valentía mientras les crecía su ego.

Ellos, los que ya no saben nada sobre el amor verdadero. 
Y ellas, las que esperan ese príncipe azul que nunca llega...


Mi reflexión: Siempre he sido una soltera convencida y nunca he necesitado depender emocionalmente de nadie. Sin embargo, espero algún día querer y que me quieran. 


//


Since time ago I try to understand  love but I don't get it. Since time ago I don't let myself think about why some people have that kind of love in their lives and I don't have it yet. I haven’t found an answer, there simply isn't one.

I have understood, at least, that it’s better not to wait for love. Don't wait for anything but yes wait for everything. I mean don't have a lot of expectations but have little hopes. 

Also I tried to understand that to have a good physical doesn't mean to have success, or that guys value you more. Because sometimes only means they respect us less. 

And the bad luck doesn’t exist when there are two. Maybe they are good or bad experiences, sometimes there is love but it isn’t enough, sometimes based on illusions, and in other cases lying feelings.

And later I think about the guys, they generate doubts in me more and more with every experience that I live. 

They, who don’t yet give flowers because they believe that a nice word is enough.
They, who don’t yet know how to get a girl because they have too much love for a lot.
They, who don’t yet know how to be romantic for anybody because is very rare to do something beautiful for anyone. 
They, who don’t yet do big things for love because they forgot their bravery while they grow their ego.  

They, who don’t know anything about true love. 
And girls, who wait for that “blue prince” that never arrives. 


My thought: Always I have been a happily single, I have never needed to depend on anybody emotionally. However, I wish someday love and someone to love me.




Pd. See you in the next Understanding love post ;)





21/11/13

I don't believe


Cuando el amor no es amor, tan sólo algo efímero. Sólo una noche de sexo. Un rato agradable entre copas. Tan sólo algunas miradas de atracción. Algo así como despertarse entre sábanas que sólo se abrazaron a unas horas de pasión. Y esa luz de la mañana que anuncia aquello que quiso ser pero que nunca fue.

Hablo del amor que cree ganar a la soledad. Esa soledad que nos da miedo. La soledad que nos conduce a sentir. El amor que no da, pero que tampoco recibe. Ese tipo de amor que no espera nada. El amor que se conforma.


Entiendo al amor como algo que se precia caro. Un amor que sólo sabe de lujuria. Un amor que no habla de sentimientos. Ese amor que a veces engaña. El amor que nos hace daño.


Pienso en el amor que parece no ser amor. El amor que existe, pero no está. El amor que es real, pero no tangible. El amor que te rodea, pero no te envuelve. El amor que no es amor, tan sólo algo efímero.


When love is not love, only ephemeral. It is only a night of sex. It is a nice time between drinks. Only some looks of attraction. It is like waking up between sheets which embraced only a few hours of passion. And the morning light announcing what it wanted to be but never was.


I speak about the love that believes it can beat loneliness. That loneliness that frightens us. Loneliness that makes us feel. The love that doesn’t give but neither receives. That kind of love that doesn’t hope for anything. The love that conforms.


I understand love like something that is expensive. The love that only knows about lustfulness. The love that doesn’t speak about feelings. That love that sometimes cheats us. The love that sometimes hurts us.


I think of love that seems not to be love. The love that exists but is not. The love that is real but not tangible. The love that surrounds you but doesn’t wrap you. The love that is not love, only something ephemeral.


  

31/1/13

No es una historia de amor


Esta historia habla de un chico y una chica
Sin embargo, no se trata de una historia de amor

Él llegó a su vida como un rayo de sol después de un largo invierno
Y ella imaginó una bonita postal de verano

Él prometía que una sonrisa era suficiente para que un buen día fuera un muy buen día
Y ella escuchó notas de música en su corazón

Ella tenía ilusiones y esperanzas
Y él buscaba fuerzas para seguir

Él y ella, abrazados, la vida estaba pensada para ellos

Nunca se prometieron nada
Y nunca necesitaron hacerlo

El tiempo fue un lastre 
Y los sentimientos un desengaño

Él y ella, tumbados, la vida no esperaría por ellos

Sintieron indiferencia, dolor
Llegó la despedida
No se desearon suerte
No se dijeron adiós

Esta historia habla de un chico y una chica sin final feliz
Porque ellos intentaron vivir una historia
Pero sin embargo nunca fue de amor


29/1/12

Descifrando intenciones


Además de las muchas cualidades que tiene mi hermana, ella es experta en “descifrar” los mensajes de los hombres, así que ¿por qué no analizar un poco la intencionalidad masculina partiendo de nuestras propias experiencias?

Ellos se curran eso de escribirte por e-mail, Facebook, WhatsApp… cuando están interesados en conocerte más, en saber de ti, en ser tus amigos… o, en definitiva, en ser aquello que nosotras les dejemos ser.

Cada palabra escrita por un chico quiere decir algo y casi siempre es bueno si quiere saber de nosotras. Ellos son bastante simples y despreocupados, y si se toman la molestia de dedicarnos unas líneas no suele ser sin motivo alguno. Por eso, ¿no os pasa eso de entrever que entre la amistad y el amor hay tan sólo un pequeño paso?

Cuando eres simpática con un chico como lo hicieras con cualquier amigo/a, ¿él lo interpreta igual? ¿O ve algo más allá de tus actos y confianzas? Seguramente sí, por eso nosotras deberemos tener siempre un sexto sentido para intuirlo. Tendremos que aprender a controlar la situación, y por experiencia os digo, que si él te considera importante como amiga y valora lo que tenéis, preferirá una amistad sincera a dejar de saber de ti por despecho.

Sin embargo todo dependerá del origen de vuestra relación, por ejemplo, si os conocéis de una  noche o porque sois compañeros de trabajo. Si aquello que os une deja de ser duradero el lazo de unión se acaba y con ello la relación. En este caso, si vuelve a haber un contacto es porque hay un cierto interés por las dos partes.

Así que, por encima de todo tendremos una cosa clara, la intuición femenina es más valiosa de lo que nos imaginamos, chicas aprovechémosla!! ¿Qué creéis que querrán decir estas palabras?


-Guapa / Morena / Preciosa: Le gustas y ellos lo demuestran con estos inocentes   piropos.
-Me ha gustado conocerte / Podríamos vernos un día de estos... / ¿Quedamos para tomar un café? : Está desesperado por verte así que de forma amable te dirá de quedar.
-Estoy muy liado, pero te puedo hacer un hueco y vernos (o similar): A pesar de sus obligaciones tiene tiempo para ti, ¿algo precioso, no?
-Que vaya genial / Buenas noches / Cuídate: Siempre pondrán algo caballeroso, nosotras lo valoramos mucho y ellos quedaran siempre bien.
-Muchos besos / Un besazo / Un beso enorme: Besos muy superlativos, una forma muy elegante de decir que quieren sexo.


¿Se os ocurre algo más?

Al código utilizado por los hombres se le podría dedicar toda una vida… y quizás siempre descubriríamos cosas nuevas. Así que mientras tanto, podemos ir aprendiendo un poco, ¿no? :)