2/3/15

Understanding love - part 2


Sigo intentando entender al amor, aún no lo conseguí del todo... 
Creo que entre él y yo hay un pulso constante y todavía no es momento de ganarlo.

Asi que asi estoy yo, desconfiada y esperanzada... y asi vivo, independiente, un poco escurridiza,
aunque de corazoncito romántico, esperando que algún día unas bonitas flores caigan a los pies de mi cama.

Últimamente pienso en la facilidad con la que puedo abrir mi espacio, 
de la misma manera que puedo cerrarlo y decir adiós.
Me refiero a eso que empieza pero acaba, una historia que se inicia sin promesas, ni compromisos, 
porque para estos casos no se necesita librar grandes batallas, constan tan solo de algunas noches, 
de algunos momentos.
Es entonces cuando me doy cuenta de que estoy otra vez en el punto de partida, 
otra vez vuelta a empezar.
Esto que no puedo controlar, simplemente porque se trata de dos,  
de lo que ellos sientan, de lo que te hagan sentir, 
de lo que des, de lo que recibas,
de lo que regales sin complejos y te sientas inmensamente feliz por hacerlo.

Y justo ahora, me voy a desnudar admitiendo que soy exigente, que no me conformo con poco.
Que no creo en las relaciones que sólo tratan de ocupar un vacío.
Y por lo tanto, no creo que por el simple hecho que alguien te guste ya sea suficiente 
motivo para empezar una relación.
En esto no vale conformarse con poco, nuestro corazón se merece cosas extraordinarias. 
No lo confundas, no lo agotes si no merece la pena.

Lo fácil acaba por cansarnos y deja de ser atractivo.
Luchar por lo difícil me parece mucho más heroico, mucho más excitante.
Confieso que no tengo miedo a esperar, a esperar por lo difícil. 







1 comentario:

  1. El amor, el eterno enigma... Yo no soy de los que piensa que sea algo difícil de encontrar. El amor no es algo complejo, de hecho su fórmula es muy sencilla.

    El problema está en el interior de cada uno, a veces en el corazón…a veces en la mente…

    Todo es un tema de valor, de enfrentarse a lo que queremos, a lo que somos y mostrarlo y conjugarlo con lo que deseamos. Pero en las relaciones ya partimos de que a la mayoría (hombres y mujeres) les da verdadero pánico la soledad, y eso conlleva conformismo, porque para paliar ese “mal” solo se requiere estar acompañado/da.

    No… la compañía no es amor, solo ausencia de soledad en estos casos.

    Luego está la exigencia, el necesitar incentivarse constantemente con cosas banales que no afianzan la relación, solo son medios para cubrir vacíos personales individuales… O peor… querer cambiar a alguien. Hay quien toma una persona como lienzo en blanco, tomándolo para pintarlo y definirlo al gusto, consiguiendo un reproche tras otro por no ser como su “creatividad” imaginaba.

    No… el amor no es exigencia, es aceptación.

    Otro problema es el idioma… a veces la simplicidad de un hombre no es capaz de traducir una palabra de significado contrario a su significado real por tener que atender a un contexto un tanto borroso. Teniendo el don de la lengua, no entiendo porque siguen habiendo tantos problemas de comunicación entre sexos. Quizá habría que simplificar el contenido o sintetizar más lo que se quiere expresar para que después de unas palabras no haya que pensar en la entonación, reflexionar sobre el tempo, y recordar consonancia con sucesos anteriores a lo que se está tratando para poder darle significado…

    Si… el amor es sinceridad, la sinceridad es comunicación, la comunicación confianza, y si hay confianza puede haber…

    Amor…el eterno enigma… Que muchos desconocen porque está corrupto… La gente habla en su nombre restándole magia e importancia con “te quieros” inoportunos y deseos mal enfocados. Y eso acaba generando desconfianza en cuanto de él se habla…

    Puede que el amor este herido al ver que recibe un trato nada merecido entre quienes creen conocerlo, y los ilusos que creen poseerlo sin atreverse a la entrega para vivirlo.

    Pero quizá el amor no deba esperarse porque tal vez no es algo que tenga que venir y pueda irse. Puede que ya esté en nuestro interior y no sepamos o temamos ofrecerlo… Porque si el amor es generosidad, que egoístas y egocéntricos se echen a un lado. Esto no es para ellos/ellas.

    Pero quien da sin pudor todo lo que su corazón alberga, sin duda espere o no, el amor de los demás le alcanza sin vacilar, pero solo el de una persona le hechizará frente a las demás.

    Y como canción...

    Nickelback - What are you waiting for

    ResponderEliminar