Mostrando entradas con la etiqueta vida. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta vida. Mostrar todas las entradas

24/7/17

TODO LO QUE QUIERAS SER


Sé lo que quieras ser justo ahora, hoy.
Puedes elegir vivir buscándote en otras personas, imaginando tu reflejo en futuros inciertos, en mediocres quizás...
O puedes elegir querer ser quien ya eres, aceptarte, amar tus virtudes y tus imperfecciones, y pelear por ser todo lo que quieras ser.

Ser lo que quieras ser es un estado de ánimo. Es la fuerza que tu mente proyecta en tu favor, hacia tu crecimiento y empoderamiento. Es la seguridad que se trabaja día a día para creer en uno mismo y para saber que puedes y que podrás, porque lo malo te hará más fuerte.

Tu mente aúna prejuicios, remordimiento, dolor... Debes saber que arrastrar con ello dependerá de lo que tú permitas. Únicamente tú decides que tu mente te haga libre o esclavo.
Debes saber que todas esas cicatrices han hecho ser quien eres, que es tu aprendizaje, tu historia de vida. Que todo eso te ha ayudado a ser más sabio y experto, pero no por ello deberá ser tu propio lastre.
Debes saber que todo se practica en esta vida y únicamente tú decides el drama por el que apostar.

Ser lo que quieras ser no es algo sencillo de lograr, no llega por casualidad, es un largo recorrido de autoconocimiento. Es un profundo análisis DAFO de uno mismo, puedes enumerar tus debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades, y ese serás tú frente al mundo.

Ser lo que quieras ser es sentirse realizado, es conocer tus habilidades y esforzarse en desarrollarlas. Tu talento es tuyo, nadie te lo podrá arrebatar.  
Creo absolutamente que todos nacemos poseyendo un talento y que la vida, la educación, las circunstancias pueden no encaminarse jamás a potenciarlo. En tu mano estará luchar por tu talento y hacer que brille.
También creo que la educación escolar no ayuda a desarrollar nuestros talentos. Tratan que seamos buenos en todo, en ciencias, en humanidades... y acabar, quizás, siendo aceptables en todo pero no destacando en nada. ¿No sería más maravilloso que todos dirigiéramos nuestros pasos a lo que realmente se nos da bien? Seríamos más felices y sin duda, nos sentiríamos más capaces para lograr nuestros objetivos.

Leí sobre la teoría del ilímite y me pareció iluminadora. Iago Pérez desarrolló esta teoría que sostiene que las personas necesitamos formar nuestra propia identidad, y existen dos procesos que cumplir: reconocer las propias limitaciones y ser conscientes de que tenemos ilímites. Los ilímites son las mejores capacidades y competencias de una persona, que le hace destacar en un campo específico. Y afirma que “la capacidad de progresar en la vida es ilimitada”.

Empieza a practicar en positivo, no pierdas tiempo.

Enseña tu mejor versión y grita al más capullo “aquí estoy yo”.

Lucha por tus talentos, empodérate. Lucha sabiendo que eres imperfecto, pero que aceptarlo te hará de algún modo “más perfecto”.

Y sé todo lo que quieras ser.



Lara Pasarin empoderamiento

1/8/16

Adórate mucho


Esta vez escribo este post en el tren. Renfe decidió vendernos los billetes de un regional exprés pero no cayó en la cuenta que había menos asientos que pasajeros...un tren destino Valencia que ya venía bastante lleno de la Estación de Francia. Afortunadamente, una hora más tarde aquí estamos, deseando llegar a nuestro destino y "denunciando" de alguna manera esta mala gestión.

El traqueteo, el paisaje y algunas palabras me han animado a escribir algo, una pequeña reflexión sobre adorar y "adorarse".
Adorar es como un me gusta pero más enfatizado, algo como un "me encanta". Voy a practicar el adorar más a menudo... reconozco que es una palabra que no utilizo mucho. 
Por ejemplo, yo adoro la playa y el verano, adoro viajar, adoro a mi hermana aunque en ocasiones llegue a odiarla. También adoro mi piso y lo bien que me hace sentir lo que he construido él. Por supuesto adoro este blog.

Después de listar eso y aquello que adoramos, podríamos llegar a pensar en un "me adoro a mi mismo"? Seguramente no lleguemos a esta conclusión, somos personas humildes, verdad? 
Pues acabo de darme cuenta que adorarse no es necesariamente igual a tener mucho ego. Adorarse también significa quererse mucho, ¿alguien os va a querer más que vosotros mismos?

Alguien cercano a mi me ha dicho que me adoro mucho. Quizás esta persona me vea algo presuntuosa o creída. 
De antemano a saber más, me he tomado la libertad de decir que ojalá me adorara más, que ojalá las cosas fueran más bonitas de lo que parecen.

Que ojalá me adorara más cada mañana y dijera siempre un fuerte "tú puedes" en vez de pensar "otro simple día más". 

Que ojalá supiera adorarme más frente al espejo y no pensara que ya son 30 años y que mi cuerpo no es el que desearía.

Que sería genial esto de adorarme cuando me siento triste porque quizás lloraría menos, dormiría más y tendría más fe y esperanza.

Que también sería maravilloso adorarme mucho y siempre frente a cualquier chico, porque así podría dejar de lado la desconfianza y el miedo al fracaso. 

Y que ojalá adorarme fuera sinónimo de éxito, porque lo haría más, no en contadas ocasiones.

Gracias por tu sincero "te adoras mucho". A ti te adoro también aunque aún no sepas verlo.






13/6/16

30 es tan sólo un número


Yo, en la playa, es la mejor manera de celebrar mis 30. Yo soy mucho de verano, de playa, de sol. Soy mucho de lo que significan estas fotos. 
Soy mucho de melena larga y piel morena. 
Soy mucho de color negro y de prendas "cortas". 
Soy de descalzarme, de sentir qué hay bajo mis pies, tanto que decidí bailar danza del vientre, bailar descalza.
Soy de parecer más joven, es la genética familiar que he heredado.
Hasta hace poco no era mucho de 30, me parecían tantos.. pero últimamente llegué a una conclusión, 30 es tan sólo un número.

*Llevo vestido de nueva temporada de Mango (aqui) y pañuelo en la cabeza de Zara.



Mango dress, beach, Lara Pasarin


Mango dress, beach, Lara Pasarin




Mango dress, beach, Lara Pasarin

Mango dress, beach, Lara Pasarin












Mango dress, beach, Lara Pasarin

Mango dress, beach, Lara Pasarin
Mango dress, beach, Lara Pasarin


26/5/16

Hoy me retiro de lo que soy, hoy digo hola a lo que seré



Soulfight - The Revivalists ♪♫

Hoy me levanté pensando... de nuevo esta cama, esta luz por la ventana, esta misma habitación.
Hoy me levanté pensando... y si me retiro un poco de lo que ahora soy?
Y si digo hola a todo lo que quiero llegar a ser?

Hoy me voy despidiendo de mis 29 para ir recibiendo a los 30.
Unos 30 que me dicen que estoy hecha de recuerdos.
Unos 30 que me gritan que debo seguir para vivir otros futuros momentos.

Hoy digo hasta luego, estuvo bien...
Para poder decir bienvenido, será mucho mejor.

Hoy me vacío por dentro, hoy vibro de sentimientos.

Hoy me acuerdo de ti, de él y de algún otro que me es difícil nombrar.
Vosotros habéis hecho que ahora sea lo que soy.
Vosotros hicisteis que todo fuera más bonito a nuestro alrededor.

Hoy tengo muchos sueños, nunca son demasiados.
Hoy tengo esperanza e ilusiones, soy demasiado ingenua por ello?

Hoy me despido de algunas cosas que deben quedarse ahí, en silencio.
Hoy no quiero rencores ni remordimientos.
Hoy sólo habrá valor para cerrar una puerta.
Hoy sólo quiero valentía para abrir otra.

Hoy me retiro de lo que soy, hoy digo hola a lo que seré.


Tan sólo necesitamos paz con nuestro pasado para continuar con nuestro futuro. Siéntete orgulloso de quién eres, de lo que has conseguido y ten fuerza para seguir siempre luchando por mucho más. Lara 



12/5/16

10 consejos para hacer que tu día a día sea más feliz


Creo que la felicidad no es exacta, no es pura, creo que se forma a partir de pequeños momentos o cosas que suceden en tu vida que te hacen sentir bien. Estoy convencida que procurar crear esos buenos momentos da pie a enlazar muchos otros y así sumar acciones agradables para el día a día. Es realmente importante que para que fluya esa felicidad se viva en un estado de optimismo, es decir, encarar la vida con positividad para que solo nos envuelvan las buenas energías. 
En mi casa, me rodeo de cosas que me hagan sentir bien, todo es blanco y matengo las paredes prácticamente vacías porque me da muchísima paz y serenidad. Aprovecho que el piso es muy luminoso para abrir todas las cortinas y persianas y dejar que la luz entre por todos los espacios, incluso prescindí de cortinas en una de las ventanas de mi habitación. Es una sensación de libertad y de abrirse al exterior que aprendí de Amsterdam. 

Practicar deporte o dedicar tiempo a nuestras aficiones pueden ayudar a generar esa felicidad. Teniéndolo en cuenta, os propongo estos 10 consejos para el día a día.

1. Caminar: descubrir y ejercitarse
Ir caminando al trabajo o pasear mientras haces recados. No soy de las que se asustan de las distancias, si calculo que tardaré lo mismo en llegar a un destino caminando que cogiendo transporte público, opto por hacerlo a pie. Me encanta ir caminando al centro de Barcelona desde Sants, es un trayecto muy bonito y siempre descubro cosas, tiendas o lugares. Caminar despeja la cabeza, relaja y haces ejercicio. 

2. Poner flores en las estancias donde más tiempo pasas
No conozco a ninguna chica que no le gusten las flores y a mi me gusta decorar mi casa con ellas. Aunque a priori parezca que los ramos son muy caros, se pueden comprar las flores sueltas y los claveles, por ejemplo, son de las más baratas y se pueden encontrar 5 claveles a unos 3€. A mi me gusta poner unas poquitas en tarros de vidrio por los rincones de la mesa del comedor y el tocador, dan buen olor y sobre todo alegría a esas estancias donde más tiempo estás.

3. Leer sin cesar esas historias que te enganchen
Se pueden leer muchas cosas, el periódico, las actualizaciones de tus amigos de Facebook, pero a lo que me estoy refiriendo es a leer novelas de ficción. Leer relaja mucho, sobre todo antes de ir a dormir. Yo leyendo me inspiro y aprendo, y cuando una historia me atrapa, me envuelvo de ella sin cesar hasta el final. 

4. Comer chocolate, pero que sea negro
Si vamos a comer chocolate a diario, mejor decantarse por el chocolate negro porque contiene menos azúcares y grasas saturadas que el chocolate con leche, además será mucho más saludable el que contenga un mínimo de 65% de cacao. Muchos estudios indican que comer chocolate puede ayudar a sentirte más feliz y a mejorar tu estado de ánimo, tiene la capacidad de estimular la actividad neuronal en las zonas del cerebro relacionadas con el placer.

5. Comprarte algo de ropa sólo por capricho
Me encanta la ropa y siempre mantengo las mismas excusas cuando acabo comprándome algo: es una prenda muy barata, me sienta muy bien o no tengo ninguna igual. Necesitar no suelo necesitar nada, pero y esa felicidad que sientes cuando te llevas a casa algo nuevo que te queda tan bien...? :) . Por si necesitáis inspiración, os enseño estas dos camisetas baratas y bonitas que me traje conmigo hace tiempo: camiseta de manga corta de H&M con mensaje "New York" (9,99€) y top sin mangas metalizado de Mango (9,99€).

6. Escuchar esa música que te de energía
La música es muy importante en mi vida, para todos mis momentos hay una banda sonora. Al levantarme pongo música, mientras trabajo hay una música, mientras limpio hay otra... 
Para esos momentos en los que necesites subirte el ánimo y sentirte más feliz, tira de canciones con fuerza. Si te gusta el soul y el rhythm and blues cualquiera de la playlist "Feelin' good" de Spotify estará genial. 

7. Redecorar tu casa, redecorar tu vida
Si os gusta la decoración os encantará ver cambios en vuestra casa. Ver siempre igual la misma estancia puede generar aburrimiento o cansancio. Cambiar cosas de sitio o poner otros cojines, por ejemplo, ayudan a que veas esa parte de tu vida diferente y sea revitalizante. Es muy importante que tu hogar te haga sentir bien. 

8. Lanzarte a hacer un DIY
Me gustan las manualidades, sobre todo la practicidad de hacerte algo tú mismo, es económico, 100% a tu gusto y entretenido. Además, sientes una gran satisfacción cuando tu manualidad queda perfecta y tal como esperabas. Os enseño dos DIY que hice para mi piso, las sillas que pinté de blanco y el cojín customizado. Las sillas las teníamos en la casa del pueblo y aproveché para quedármelas y así ahorrarme dinero. Su color marrón inicial era feo y daba la sensación de antiguo y desfasado. Dándole una previa capa de selladora no necesité lijarlas, únicamente les di a posteriori una mano de pintura blanca. Ahora mantienen su estilo vintage pero son mucho más femeninas y actuales. En cuanto al cojín, lo compré bastante sencillo y barato en Muy Mucho porque era para la silla del balcón. Se me ocurrió coserle unas borlas de colores en las puntas que compré en los Encantes. Ahora es mucho más alegre y original.

9. Cocinarte algo rico
Disfrutar del placer de cocinar es algo complicado cuando a diario vas con prisas. Más que disfrutar de hacerlo se vuelve una rutina muy pesada y si te se da algo mal como a mi, todavía más. 
Cocinar requiere tiempo y paciencia, por eso el fin de semana es un buen momento para hacer algún postre o receta interesante que hayas visto. Yo siento mucha felicidad comiendo cosas que he cocinado y me han quedado bien. 

10. Bailar, otra forma de hacer ejercicio
¿Qué haces un fin de semana cuando sales de fiesta? Bailar! Además de bailotear en la discoteca, hago danza del vientre desde hará unos tres años y para mi es mucho más divertido que hacer ejercicio en el gimnasio. Bailar y el hecho de aprender una coreografía supone agilizar y coordinar tu cuerpo, es en cierta manera otro tipo de deporte, pero mucho más artístico. Ya sabéis que haciendo deporte generas endorfinas, "las hormonas de la felicidad", deporte es igual a salud mental y salud física. Dicen que las personas que bailan son más felices y viven menos estresadas. 


Sed felices! :)  Happy days - Ramon Mirabet ♪♫


14/2/16

Lo que nunca dije, te lo escribo




Esos sentimientos de los que nunca hablo, de los que nadie habla, pero están, y están ahí... muy dentro.

Esas cosas que pensamos y no expresamos porque debemos ser correctos, olvidando que la sinceridad no es más que una forma de decir lo nuestro en esta vida.

Hay tantas cosas que nunca te dije... y justo ahora he decidido escribirlas. ¿Qué te parece practicar la sinceridad con palabras escritas?

He decidido que te voy a hablar de hipocresía, de miedo, de amor, de valentía...
He decidido que te hablaré de sentir, de lo bueno y de lo malo; de caer, de levantarse y de ser pequeño para volverse grande.

Yo a veces soy pequeña y cuando la situación lo requiere me hago grande, y muchas otras soy la niña que fui y juego a vivir sola, ensayando recetas de cocina y haciendo bricolaje. Entre juego y juego te confesaré que mi lado egoísta está aquí, en este piso que cambió mi destino, un poco lejos de todo, un poco lejos de su enfermedad. Y así, en la distancia y ajena a los problemas, cambié el rumbo de mi vida.
Me planteé si ser feliz o infeliz... pensé si arriesgar o estancarse. Decidí apostar primero por las victorias porque las derrotas ya vendrían. Pensé en hacer un largo viaje a lo desconocido, sin volar, sin kilómetros de carretera, pero con mucho recorrido incierto. Siempre fui un poco aventurera, así que como imaginarás ahora me siento mucho más viva.

Sueño despierta, mi padre lo sabe bien, y así me dedicó una antigua tarjeta de cumpleaños, "tú en tu mundo y en tus sueños...". Bien, pues cuando en alguna ocasión dejé de soñar, era porque algo no iba como debería.
Cuando tu trabajo no te deje soñar con futuras expectativas, intenta cambiarlo.
Cuando no sueñes bonitos planes con la persona que está a tu lado, déjala. 
Y cuando tu estado de ánimo tampoco te permita soñar, párate un momento a pensar, algo está pasando.

Yo continuamente sueño, mientras camino, en el metro, cuando bailo. Sueño que algún día bailaré danza del vientre casi como una perfecta bailarina. De momento estoy inventándome una coreografía, ¿qué te parece?
Cuando leo novelas, también sueño. Sueño con vivir historias similares, sueño con escribir algún día alguna de esas historias, sueño con mejorar lo que escribo en este blog. 

Cada uno sueña a su manera, y por eso cada uno sueña de diferentes formas al amor. Sí, me faltaba nombrar este tema. Escribí tres posts sobre entender al amor y entre tanta reflexión sigo sin entender nada.
No sé nada de chicos, no sé qué quieren ni qué esperan de nosotras.
No entiendo de citas románticas ni de pasear cogida de la mano de alguien. 
No sé de planes para dos porque todos mis proyectos siempre fueron míos. 
Así que tengo miedo de no llegar a amar nunca, de sentirme vacía.
Hay gente que vive entregando su corazón a alguien, sé que ahora yo vivo para entregar mi corazón a todo lo que hago. 

Sabes que soy una persona que se implica y no me gusta la palabra "a medias", sin embargo dejé en el camino algunas cosas, simplemente porque di prioridad a otras. 
Profesionalmente, pienso constantemente que debo reinventarme y que acomodarse es la peor de las metas, pero son tiempos difíciles y me encuentro en un mar con demasiados peces. 
Hace meses me di cuenta de que no todo tiene solución, pero sin embargo lo que siempre hay son alternativas. Yo he ido tomando esas alternativas, sin saberlo, durante años. Sé que habrán muchas más y ahora estoy más preparada para las que vengan. 

Estoy segura de que crees conocer cada una de mis dos caras, soy géminis, tenemos un lado bueno y otro no tanto. Tímidos e impetuosos a la vez, creativos y sociables. Además, yo tengo realmente esa otra parte que me complementa, mi hermana gemela. 
Durante años odié que dejáramos de ser dos para ser solo una de cara al mundo, de cara a todos los que no sabían diferenciarnos. A día de hoy todo eso me da igual y sé que no puede haber mejor amiga que una hermana. Ella sabe tanto de mi que me sería imposible imaginar este mundo sin alguien que me conozca tanto. De hecho, nunca habrá nadie que pueda competir con nuestro particular amor, con nuestra especial relación.

He visto la hipocresía muy de cerca y también muchos tipos de amistades. Hay gente que te aprecia más y gente a quien le importas menos. Por nuestra vida pasarán muchas personas y cada una de ellas tendrá cierta misión, algunas se quedarán para siempre, otras estarán durante un tiempo y muchas otras se irán inevitablemente.
Empiezo a conocer quien me quiere bien y no seré tan necia de esperar demasiado. Créeme si te digo que a veces se espera tanto...

Sé que tú también esperas mucho de mi. Espero poder hacerte saber siempre que puedes contar con mi ayuda. Si no es así, perdóname. 
Sabes que siempre intento ser lo mejor de mi y que mi mayor lastre es quererlo ser siempre. 
Soy mujer y soy esclava de mi físico, de mi belleza. No sé salir de casa sin arreglar mi pelo, sin marcar mis ojos y sin vestir adecuada. Hace tiempo que acepté mi rol. Todos tenemos el nuestro.


Y ahora espero que me digas si merece la pena decir nuestra verdad, ser sinceros por un momento.
Habrá muchísimas cosas que nunca te diré, pero ahora sé que podré escribirlas. Escribir también es parte del rol que decidí ser. 


Con amor, 
Lara